En éste 2016 aparecía una nueva madura españolas por las oficinas de FAKings. Se llama Sandra, tiene 44 años y siempre había querido comerse un rabo negro.