Puede que desconocida para muchos, pero Lamia Dark era una catalana de 39 años cuando grabó su primer video porno español, al que siguieron algunos más.