Que fue más bien poco, pero ésta chica gallega acompañada de su inseparable aparato de dientes dejó una estela de morbo que algunos usuarios del porno patrio no han podido olvidar.