Una de las caras más angelicales del porno español es ésta, la de la madrileña Miriam Prado, que se ha ido hasta un rio con su novio Jorge Prado donde le va a comer toda la polla.