En éste caso se trata de la madrileña Damaris la que va a pasar por el ritual pornográfico de éste falso policia londinense.